tipos de blog

Qué tipos de blog existen y sus características

Para que un blog tenga éxito hay que saber enfocarlo desde el principio. Es necesario antes de crearlo decidir qué tipo de blog hacer y a quién vamos a dirigirlo. No es lo mismo hacer un blog en el que contamos experiencias personales que un blog más profesional. En función del tipo de blog que hagamos variará la forma de expresarnos y los contenidos que publiquemos en él. Pregúntate qué objetivos quieres conseguir para saber qué tipo de blog tienes que hacer. Debes pensar qué finalidad va a tener. Si deseas conocer qué tipos de blog existen en Internet, has llegado al lugar adecuado.  

En este post vamos a darte una lista de los tipos de blogs que se pueden realizar y sus características. Algunos pueden ser más genéricos y otros más específicos.

¡Elige el mejor formato de blog para tu negocio!

Principales tipos de blog y ejemplos

Un blog puede ser la página de un sitio web o tener una dirección independiente. No existen límites sobre la forma en la que se puede presentar a la audiencia, y eso permite a las empresas y a los profesionales poder personalizar la manera en la que quieren comunicarse con sus potenciales clientes. 

Blog Personal: 

El blog personal es uno de los tipos de blog más utilizados. En él, el autor expresa sus vivencias personales, su forma de pensar, y en definitiva se cuenta reflexiones personales con todo detalle. No busca dirigirse a un mercado específico, simplemente se escribe por satisfacción personal. Generalmente, cuando se empieza, el autor no tiene como objetivo ganar dinero con él. Pero, con el tiempo, si consigue una gran audiencia puede llegar a planteárselo. Tratan un tema específico, que bien suele ser porque gusta al autor o porque es experto. Ejemplos de blog personal pueden ser: un blog de recetas de cocina, un blog de consejos para practicar algún deporte en particular, etc.

Precisamente por ese carácter tan personal que tiene este tipo de blog, no puede ser utilizado por empresas con fines comerciales. Aunque sí que es cierto que puede ser una gran herramienta para saber cómo se comportan ciertos perfiles. Por lo tanto, es importante estar pendiente de las opiniones para crear posibles productos o servicios. 

Los blogs personales se distinguen perfectamente de otros tipos de blogs porque tienen unas características inconfundibles. Suelen estar escritos por una única persona, pueden parecerse a una especie de diario, el tipo de lenguaje marca un estilo, e incluso pueden alejarse de las normas de buena conducta porque el autor realmente aquí escribe lo que le da la gana. Este formato se utiliza con el objetivo de divertirse escribiendo e interactuando con los lectores más que por ganar dinero. Para ver cómo es un blog de este estilo, puedes visitar el siguiente enlace: www.yofuiaegb.com

Blog corporativo: 

Son los más fáciles de reconocer porque casi todos sus contenidos hacen referencia a una marca o a un producto. Suelen destacar en sus publicaciones las ventajas que tienen los productos o los servicios que se venden. Su gran objetivo es aumentar su visibilidad en Internet, ya sea aumentando el tráfico orgánico o publicando los enlaces de sus publicaciones en las redes sociales. Cualquier tipo de negocio tiene que tener un blog donde hablar directa o indirectamente de las características de sus productos y/o servicios. El blog corporativo busca fidelizar clientes estableciendo una mayor comunicación con ellos a través de este canal. 

Este tipo de blog, además de presentar las características de los productos que se venden como si fuera un escaparate, también intenta ofrecer contenido y consejos para optimizar el uso de estos productos y garantizar la satisfacción de la audiencia. 

Blog profesional: 

El blog profesional es como una mezcla entre un blog corporativo y un blog personal. Se intenta darle un toque personal para poder crear una conexión con la audiencia de forma que se interese por los productos o servicios que estamos ofreciendo. Está enfocado en una temática profesional lógicamente. El objetivo es posicionarse dentro de un sector muy concreto, contando experiencias y hechos que demuestren que somos unos expertos en el tema escogido. Por supuesto, si se busca generar ingresos, o bien a través de la compra de los productos o servicios o bien gracias a los sistemas de afiliados. 

Al posicionarse como referente en el sector, conseguirás ganarte la confianza de la audiencia y estará más predispuesta a comprar tus productos. Para eso es muy importante transmitir autoridad y que el lenguaje que utilices sea entendible por tu audiencia. Un blog profesional se distingue de otros tipos de blogs porque su temática es limitada. Siempre se habla del mismo tema, es un escaparate profesional donde solo se muestran publicaciones relacionadas con los productos o servicios que se quiere vender.

Un ejemplo de este tipo de blog podría ser Miguel Florido y José Facchin, que son dos grandes profesionales del sector del marketing digital . 

Blog de nicho: 

El objetivo de este tipo de blog es posicionarse en los buscadores cuando los usuarios busquen algo en concreto. No se trata de que sus contenidos sean leídos, sino de que todas las personas que buscan un término en concreto acaben llegando a este sitio para generar ingresos. Puede estar monetizado por adsense o por algún sistema de afiliados por Amazon. De todos los tipos de blogs que existen, este es seguramente el que más trabajo inicial requiere, porque hay que analizar qué nichos son los más rentables y los menos utilizados. Una vez se alcancen los primeros puestos, ya no será necesario publicar mucho contenido. Buenos y baratos podrá ser un claro ejemplo de un blog de nicho. 

Blog educativo:

Como bien indica su nombre se crea con fines educativos. Es utilizado por muchos docentes como herramienta de apoyo para sus alumnos y para sus familias. Ofrece recursos y multitud de ideas para ayudar al estudiante. Comparten material para que pueda entender mejor los contenidos que está cursando. 

¿Con cuál tipo de blog te quedas tú?

Ahora que ya conoces los tipos de blog que existen y sus características, te toca decidir a ti con cuál te quedas. Ya sabes que debes escoger el formato adecuado según la finalidad que persigues. No es lo mismo hacer un blog para contar recetas de cocina que para una tienda online. Existen blogs para ganar dinero y otros que son más informativos o de entretenimiento. Los tipos de blogs más populares son los personales, los corporativos, los profesionales, los de nicho y los educativos. Se diferencian bastante bien unos de otros por el estilo de escritura y el tipo de contenido. 

¡Tener un blog de éxito ahora es posible!

Abrir chat